Biografía

Nació en Caracas el 11 de agosto de 1903, hija del matrimonio de Ramiro Antonio Rendiles y Ana Antonia Martínez. Madre Carmen Rendiles fue la tercera de siete vástagos que tuvo el matrimonio Rendiles Martínez.

La niña vino al mundo con una discapacidad física pues le faltaba el brazo izquierdo y durante toda su vida llevó una pesada prótesis que no le impidió desarrollar sus labores del hogar, ni de estudiar o desempeñar cualquier oficio dentro de la institución religiosa.

El día 24 de septiembre de 1903 fue bautizada en la parroquia de Santa Teresa y Santa Ana, hoy Basílica Santa Teresa, y recibió el sacramento de la confirmación el 28 de octubre de 1905.

Como provenía de una familia profundamente religiosa desde pequeña se sintió atraída por la vida consagrada. A los quince años decide conocer más de cerca las religiosas recién llegadas de Francia conocidas como las Siervas de Jesús en el Santísimo Sacramento. El 27 de febrero de 1927 ingresó en la pequeña comunidad instalada en Caracas. El 8 de septiembre de 1927 tomó los hábitos de la modesta congregación y el 8 de septiembre de 1929 emitió sus votos temporales. Los votos perpetuos los hizo el 8 de septiembre de 1932.

Para completar su formación religiosa fue enviada a Toulouse en Francia donde entró en contacto con la sede principal de las hermanas. A su regreso fue designada Maestra de Novicias y más tarde, en 1945,  fue elegida superiora de las casas fundadas por la Congregación en Venezuela y Colombia.

En 1965 pidió ante la Santa Sede la separación de las hermanas de Venezuela y Colombia de aquellas que vivían en Francia pues las religiosas europeas habían aceptado vivir como un Instituto secular dejando atrás el hábito y las constituciones primitivas de la congregación. Madre Carmen da ese paso apoyada en varios obispos, sacerdotes y todas las hermanas de ambos países; naciendo así, el 25 de marzo de 1966, la nueva congregación de derecho diocesano con el nombre de Siervas de Jesús.

En 1969 fue elegida Superiora General, cargo que desempeñó hasta el día de su muerte. Con Madre Carmen la congregación se extendió a otras diócesis de Venezuela así como de Colombia donde las hermanas desarrollaron una labor de asistencia parroquial, catequesis, dirección de colegios y cuidado de los más necesitados.

Con una salud muy precaria y agotada físicamente del enorme trabajo que ejerció durante toda su vida murió  Madre Carmen a la edad de 74 años, poco después de haber cumplido sus cincuenta años de vida religiosa, el día 9 de mayo de 1977.

Sus restos reposan en la capilla del Colegio Belén en la urbanización Los Palos Grandes en Caracas.  El 9 de marzo de 1995 fue abierto el Proceso de Canonización ante la Congregación para la Causa de los Santos en el Vaticano.