Postulación

Desde que la Sierva de Dios Madre Carmen Rendiles Martínez, ingresó en la vida religiosa emprendió  con  tenacidad y constancia  un trabajo de perfección,  a través de la práctica de las virtudes, esto facilitó en ella   además de  un deseo insaciable de santidad,  una vigilancia continua para llegar al dominio de sí misma. Así que su fama de santidad  fue creciendo y se consolidó  cada vez más  sobre todo al momento de su muerte.

La Sierva de Dios Madre Carmen Rendiles murió en olor de santidad el 9 de mayo de 1977. Considerada y elogiada por sus virtudes,  inmediatamente después de la muerte, sus hijas animadas por la fama de su santidad, comenzaron a recoger datos para poder introducir la causa de su canonización.

Nombrado el Revdo. P. Romualdo Rodrigo, O.A.R, Postulador de la Causa y obtenido  el 18 de agosto de 1994 el nihil obstat  de la Santa Sede,  el Cardenal José Alí  Lebrún, Arzobispo de Caracas, con fecha  1 de marzo de I995, nombró un  Tribunal delegado para que llevara adelante el proceso  y tres días más tarde, nombró una comisión  de peritos en historia  para que recogieran la documentación  relativa a la Sierva de Dios.

La fase introductoria diocesana comenzó en Caracas el 9 de marzo de 1995,  a distancia de 18 años de su muerte.  Se desarrolló a lo largo de 52 sesiones en las que fueron interrogados 40 testigos en un tiempo aproximado de 20 meses.

El Revdo. P.  Romualdo Rodrigo,  primer postulador de la Causa de Beatificación de Madre Carmen Rendiles,  por   su delicada salud renunció a la Postulación de la Causa a inicios  del  año 2008. Cerca de dos años la Causa estuvo sin postulador, sin embargo, gracias a Dios  y a la constancia de la Revda. Hna. María Josefa, quien para ese momento realizaba estudios en Roma, a  finales del año 2009, entramos en contacto con la Dra. Silvia Correale, postuladora  de nacionalidad argentina, quien lleva importantes Causas en la Sagrada Congregación, aceptando gustosamente  llevar el proceso de Madre Carmen.  

Asimismo, se ha conto siempre con el gran apoyo de la Revda. Hna. María San Luis (QEPD), hermana de Madre Carmen, quien antes de su muerte dio gran empuje  a este proceso de beatificación   y estuvo ayudada por el  Revdo. Sac. Gerardino Barracchini,  quien colabora en la Nunciatura Apostólica, en sus manos puso  la gran responsabilidad de impulsar el proceso y lo ha tomado con una gran constancia hasta la actualidad. Hoy vemos con agrado el gran avance en el proceso.

Con la dirección y la ayuda del Rev.do Sac. Gerardino Barracchini  y dentro del marco de la Misión Continental  la Congregación de las Siervas de Jesús,  organizó una Jornada de Estudio denominada “Caminos de Santidad en Venezuela”, la cual se realizó en la sede del ITER, durante los días 18 y 19 de enero del año 2010. En ella se dieron a conocer  rasgos de santidad  de personalidades como el Dr. José Gregorio Hernández, Madre Carmen Rendiles,  Monseñor  Salvador Montes de Oca, Madre Emilia y  Geralda Piñero,  todos ellos con procesos en estudio. La jornada estuvo muy concurrida y despertó grandes expectativas  entre los asistentes.

Durante el año 2009 nos dimos a la tarea de atender  los posibles milagros concedidos por Dios a través de Madre Carmen,  dos de ellos llamaron notablemente la atención:

  • La curación de la Dra. Trinette Durán de Branger, gran amiga de las Siervas de Jesús, quien sufrió una descarga eléctrica en su brazo izquierdo mientras realizaba una intervención quirúrgica, pero hasta ahora no ha sido posible conseguir ningún tipo de documentación que permita su fundamentación.
  • La curación de la joven Marianny Reyes, resobrina de Madre San José, quien sufrió un arrollamiento automovilístico con la posterior consecuencia de morir súbitamente o quedar en estado vegetativo y hoy se encuentra gozando de buena salud y realizando estudios universitarios.

Es alrededor de este último milagro que hoy nos movemos diligentemente. Ya  fue llevada a Roma parte de la información solicitada, notando optimismo y entusiasmo  por parte de los miembros de la Comisión Médica que colabora en  la Sagrada Congregación para la Causa de los Santos.

Además  entre la gran cantidad de causas introducidas en la Sagrada Congregación, Madre Carmen se encontraba  bastante lejos de ser atendida con prontitud, sin embargo el arduo trabajo de la postuladora  Dra. Silvia y el apoyo del Sr. Cardenal Arzobispo de Caracas, Jorge Urosa Savino, se ha logrado que sea tomada en cuenta y hace poco nos ha sorprendido una gran noticia llegada a la Nunciatura Apostólica, en donde se notifica que el día 24 de noviembre del 2010, se reunirá la Comisión de Teólogos  de la Sagrada Congregación para la Causa de los Santos  para discutir la Positio de la Sierva de Dios. Ahora sólo nos queda la Plenaria de los Eminenstísimos Sres. Cardenales para finalizar el proceso, que normalmente se concluye con el Decreto de la Heroicidad de las Virtudes si no hay ninguna objeción por parte de los Sres. Cardenales, por parte del Santo Padre. Sólo cuando la gracia del Decreto llegue, si es la voluntad de Dios, podremos decir que Madre Carmen es ya Venerable.

Esta es tarea conjunta, no sólo de una Comisión, sino de toda la Congregación Siervas de Jesús que ahora más que nunca tiene como deber primordial conocer y profundizar  la vida y obra de Madre Carmen  para que su espiritualidad y su querer  resplandezca en cada Sierva de Jesús  y esto facilite al pueblo de Dios en medio del cual trabaja cada comunidad  el conocimiento de esta mujer caraqueña  que desde su humilde presencia enseñó al mundo  que la devoción al Santísimo Sacramento,  da a  todo cristiano torrentes de sabiduría  para caminar con  seguridad  y paz haciendo sólo la voluntad de Dios.

Es necesario que entre las obras que cada comunidad tiene en sus manos,  se dé a conocer urgentemente la vida y obra de Madre Carmen, para lo cual cada Sierva de Jesús deberá desarrollar nuevas estrategias con las comunidades  y así podamos hacer un trabajo conjunto que permita una buena preparación para este gran momento para la historia del país, de la congregación de nuestra Iglesia venezolana.

Además debe abrirse en cada comunidad un cuaderno para llevar una estricta relación de los favores recibidos por intercesión de la Sierva de Dios.

Si es aceptado el milagro y se da a Madre Carmen el título de Venerable, en hora buena, ya suponemos el gran regalo de Dios al bendecirnos son este favor. Queridas hermanas ayudemos con nuestras oraciones para este momento de gracia para la Congregación.